El Día Blogs | Bitácora de ElDía.com
Nuevo blog de Facundo Ache
Adiós
     Hoy, este viejo y querido Blog Tripero cumple 9 años. ¿Pasó el tiempo, no? Muñoz, Gisande, Delmar, Onofri y una elección que se avecina. Maturana, Falcioni, Sanguinetti, Madelón, Moncho Fernández, Cocca, Morant, Cappa, Ortíz, Ingrao, Troglio y este ciclo de Alfaro que recién empieza y ojalá dure mucho tiempo. El milagro del Enano Niell. La promo de Marco Pérez, el dolor del descenso, la vuelta a primera con diez mil triperos en el Kempes un martes a la tarde. Chirola volvío dos veces, Niell también, Fito regreso cuando era un imposible. Homenajeamos siempre a Favaloro y a Griguol. Vimos crecer el Campus desde el primer ladrillo. A Basile, ser eterno, convertirse en tribuna. Alegrías y tristezas. Siempre, con el sentimiento a flor de piel.
     Hoy, este viejo y querido Blog Tripero se despide. La modernidad nos empujó a otro espacio que ojalá alguna vez ustedes aprendan a querer. El 1 de agosto, este último post tendrá la leyenda "Los comentarios se encuentran bloqueados para esta entrada". Y será el final. Quedará un archivo de innumerables vivencias y anécdotas, el reconociemiento con cena incluída tras el partido con Rafaela, la bandera del blog en tierras lejanas acompañando al rugby, emblemas como Goyo o Lito. Se va a extrañar a Pibelobo, Cholazo, Carola Corrá, Wolfgun, Rodolfo, Mariposapontiac, Jorge Eduardo, Uriel, Siempretripa, Eldani y tantos más. Fue un espacio amable, donde el tripero se encontró a gusto en un mundo virtual generalmente tan hostil. Y si algún infiltrado se escapó y sostuvo durante años la mentira...que lo trate en terapia: en el fondo tal vez le gustaría ser.
     Cuando me dijeron ¿querés hacer un Blog? ni sabía de que me hablaban. Aquel 20 de julio del 2007 escribí que quería "plantear ideas, discutir los más diversos temas desde quien tiene que jugar hasta, si quieren, el modelo de club. Exteriorizar alegrias, descargar broncas. Vivir y sentir, porque ustedes viven por Gimnasia. Porque más allá de enojos, sienten a Gimnasia". Entre todos, lo hicimos posible.
     Pucha que se pianta un lagrimón.
     En este día tan especial, sólo resta despedirse como lo hicieron The Ramones: "Adiós amigos"
     Los voy a extrañar.
                                                                       Facundo AchéBlog y plantel 2009.jpg
Nos mudamos
     El Blog Tripero cambia. Ojalá sea para bien. A partir de ahora nos encontraremos en www.eldia.com/seccion/blog-gimnasia. Después de casi 9 años (20 de julio de 2007) nos vamos detrás de la evolución técnica para tratar de sumarle aportes audiovisuales a las letras. Ojalá salga bien.
     Los espero.
                       Facundo Aché
escudo Lobo.jpg

Comentarios en el nuevo blog
Tenés 2 formas de dejar tus comentarios: utilizando un usuario de www.eldia.com (en el panel superior de comentarios) o con un usuario de Facebook (en el panel que le sigue).
Si no tenés un usuario de www.eldia.com, hacé clic en “Registrarse”. La habilitación de la cuenta es más rápida si ingresás un teléfono celular, ya que al instante se te envía un SMS con un código de habilitación. Si ingresás un teléfono fijo, te van a llamar para corroborar tus datos.

BlogGELP.jpg

Tené en cuenta que los comentarios siguen siendo moderados por Facundo, por lo que nada debería cambiar!

Se busca vocal suplente
Bosque trasluz.jpg    
    Corren tiempos políticos en Gimnasia. Las elecciones son en noviembre, pero todos juegan "su" partido. ¿Unidad? Asoma utópica. Es la historia de siempre: no se discute sobre proyectos, solamente sobre apellidos. "Este sí", "aquel no", "ojo con X que tiene buena imagen", "¿lo llamamos a tal, que es un empresario exitoso?", son frases comunes, que se escuchan en cualquier reunión. Hasta que llega el temido momento, cuando el diálogo entre gimnasistas de distintos grupos se torna desconfiado: "Yo voy de 1, me toca a mi".
     Hasta Gustavo Alfaro intentó acercar posiciones "políticas", no por amor a un club que recién conoce sino por institnto de supervivencia: falta mucho para noviembre y el armado del plantel es ahora (y pregunto, ¿es mejor un delantero de Fénix que el descartado Antonio Medina?). Hasta ahora no tuvo éxito, más allá de una reunión de "notables" (leáse billeteras gordas) programada para el lunes. No son pocos los que "están afuera" que no quieren poner su dinero para que lo manejen "los que están adentro". Olvidan que "adentro" y "afuera" es Gimnasia. Y quienes pregonan "Gimnasia por encima de los nombres" -frase que sirvió hace poco para echar a un DT- son ellos, que la olvidan rápidamente cuando sus intereses están de por medio. Vacían de contenido las palabras.
     El dinero es necesario, máxime cuando renuncian los médicos de juveniles porque no cobraron en todo 2016, cuando los entrenadores de divisiones juveniles conviven con una deuda histórica de cuatro meses de piso o cuando muchos empleados no cobraron el sueldo de abril. Sin embrgo, poner dinero por poner, la política del enduído (tapamos el agujero y después
vemos) no es una solución. Gimnasia necesita ideas y proyectos que permitan que ingrese más dinero mensualmente y no depender solo de los derechos de TV y de la venta de un jugador por año (dinero de un pibe formado en el club que se evapora con la llegada de diez jugadores golondrinas). ¿Cómo Gimnasia -uno de los  dos clubes de la capital de la provincia más importante del país- no tiene 50 mil socios como piso? ¿Qué se hace mal? Gimnasia tiene cuatro sedes y más de 300 empleados. ¿Cómo se potencia a las sedes? ¿Cómo se pueden hacer obras? Hay que apostar al fútbol juvenil ¿cuál es el
camino? Entender que las divisiones juveniles son inversión y no gasto. ¿Cómo se mejora cuando no se paga? Así, es imposible.
     Hay cuestiones que -creo- ya no se discuten. El Bosque es una de ellas. ¿Estamos de acuerdo en que un Gimnasia grande se basa en infraestructura y semillero? Adelante entonces. ¿Cómo? Invirtiendo para ganar. No hay que achicarse, pensar en vender Estancia Chica, dejar de lado el Bosquecito, jugar de prestado en otra cancha o trasladar la sede al Bosque y vender el edificio de calle 4 como algunos han ejecutado y/o pensado. ¿Se puede pensar el barrio privado de Estancia Chica, modernizando el proyecto de hace 40 años? Si se lleva adelante, es un ingreso perpetuo por expensas, al margen de la venta de terrenos que aún pertenecen a la institución. ¿Es vender el club? No. Es una idea. Un proyecto a 20 años. No debe ser "vender Estancia Chica para traer un 9 goleador". ¿No es el mejor camino? Se piensan opciones, como el proyecto de Golf de Ernesto Fischer. Poner una estación de servicio sobre ruta 36, organizar torneos de fútbol de aficionados o plantar soja. Elijan cualquier idea disparatada, al menos será una idea...
     El futuro, está demostrado, son las obras. El Campus y la Basile marcan un camino que Gimnasia ignoró -salvo excepciones mínimas- durante 30 años. Entonces, tiene que ser constante el crecimiento, agilizando el ingenio para que las obras sean más ágiles. Canchas de sintético en el Bosquecito, que cuando no usan los pibes se alquilan. La pileta climatizada en el Bosque. Y el crecimiento para las disciplinas sin las habituales "vaquitas" de los padres. Otro club es posible. Y el fútbol debe ser la locomotora, no el pozo ciego del despilfarro. Si después los que se venden son Castro, Fito, Aued, Casco, Alan, Magallán, Mussis, Monetti o Nacho Fernández -productos genuinos del semillero- el futuro no puede permitir incorporar un 4 de 30 años o un proyecto de 26. Más cuando las normativas vigentes con los contratos a término de los futbolistas dificulta el ingreso de dinero: para Stracqualursi o Walter Bou Gimnasia fue la vidriera de un buen negocio
personal. Nada más. ¿Culpa del DT o los dirigentes de turno? Más de los segundos que de los primeros, pero siempre con la misma base: gasto o inversión, disyuntiva que nace cuando no hay "ni yerba de ayer secándose al sol". (Otra digresión: nadie plantea entre rosca y rosca en Viamonte una defensa mayor para los clubes en los contratos de los sub 23, que son
jugadores formados por los clubes. Para pensarlo)
     
     Esta no es una coyuntura más. La pelea de pesos pesados en AFA -más por poder que por dinero- abre una Caja de Pandora que como mal mayor trae las SAD, Sociedades Anónimas Deportivas que se muestran como la panacea europea cuando la realidad marca que destrozaron clubes en España e Italia. Las sociedades civiles argentinas son mucho más que una mera idiosincrasia criolla: nuestros clubes cumplen una verdadera función social más allá del grito de gol del domingo. Príncipe de Persia es un videojuego, no un millonario que va a poner sus millones en un club local. Acá tal vez el oscuro nuevo rico de turno compre o gerencie un club: recuerden donde terminó Deportivo Mandiyú de la mano del diputado Roberto Cruz.
     Y mientras Gimnasia eligió -que no está mal, al fin y al cabo es democracia- entre Antonucci y Delmar; Domínguez, Delmar o Ferrari; Muñoz o Gliemmo; entre Gisande, Pellegrino, Gaskin y Altuve (cuatro, sí, ¡cuatro!); a Delmar, Gaskín o Papasodaro  o entre Onofri, Castagneto y Melazo; Lanús hizo un gran acuerdo político, está en obra permanente, hizo un estadio bárbaro, ganó campeonatos. Creció como club. Hace más de treinta años el cantito empezaba con "No tienen gas, no tienen luz..."
     No hay lugar para Mesías. Basta de egos. Del "Yoísmo". De los que no se dejan ayudar y de los que no quieren ayudar y esperan que todo se rompa para ser salvadores. Esas son miserias humanas. En Gimnasia no hay un Pepe Amalfitani. Tal vez nunca lo haya, pero crecerá cuando tenga 36 hombres dispuestos cada uno a ser el mejor vocal suplente de la historia. Entonces, trabajo, proyectos y gestión dejarán de ser "raras avis" en el mundo tripero.
Convidado de piedra
     Lejos de la tradición literaria surgida de la obra de Tirso de Molina en la que El convidado de piedra tiene protagonismo en el desenlace de la historia, la expresión alude a la "persona que en un festejo o reunión permanece inmóvil y muda". Inmóvil. Un equipo inmóvil. Eso fue Gimnasia, mero partenaire de River en la gran fiesta de despedida de Marcelo Barovero.
     El de Alfaro fue un equipo tibio, sin solidez y con una alarmante incapacidad ofensiva: un cabezazo de Coronel y un remate de Faravelli, ambos sin fuerza, son la contabilidad de 90 minutos. Poco. En verdad, nada. Y en defensa, la sucesión de errores que no se perdonan: Ceceri rechaza contra un hombre de River; Benítez saca el rebote que quedó en el área, débil y a los pies de Ponzio; en el centro, queda Alonso emparejado con Oreja y a cobrar porque el uruguayo le saca 11 cms. y es un gran cabeceador que hace lo que los delanteros triperos pocas veces: ataca la pelota. Nada que hacer para Bologna de buen partido (el único que se salvó). ¿Algo que hacer para Alfaro?
Alonso Ivan otra.jpg
                                                                                               Foto El Día
     El DT no solamente habló de errores que son el ABC del fúbol, fue más allá. "Hay cosas que se solucionan con trabajo y otras que no" es la pauta de que el plantel cambiará mucho, de que quiere sí o sí a Rinaudo (y a Bou, y a Faravelli) y cortará a unos cuantos jugadores. Va a pedir refuerzos. No futbolistas desequilibrantes o carísimos, pero sí lo que él entiende que son soluciones. Las que en el plantel no encuentra. Por eso anoche se reunió con Daniel Onofri y Ricardo Rezza. ¿Habrá billetera? ¿Se abrirá el juego para los aportes externos? ¿puede Gimnasia cambiar tanto de un año a otro? Entre 15 y 17 jugadores dejarán de trabajar con Alfaro porque algo es claro: le gustaba más este equipo cuando lo vio por TV dirigido por Yllana que ahora. El conocimiento directo lo desilusionó. ¿Tiene razón? Es fútbol, la razón no la tiene nadie. Sí, tendrá sus razones. Después, con su equipo, dependerá de los resultados. Como todos.
     Otra vez a barajar y dar de nuevo, parece que con mazo nuevo. Y con la idea de disfrutar alguna vez y no mirar como los otros se divierten. Como pasó hoy.
Hoy Alfaro no duerme
captura TV.jpg   
                                                                                           Captura TV
    Inexplicable. Un partido controlado. 2-0 y el rival perdido, casi con la guardia baja. Para un DT tacticista, estudioso, que hace del orden una bandera, está por empezar la pesadilla.
     El 2-1 de contra es increíble. Ataque a fondo tripero con centro de Meza y Licht atacando el área chica roja. Diez segundos después, Bologna la iba a buscar adentro. Nadie relevó. Si sos Barcelona vaya y pase...cuando no te sobra nada, no puede ni debe pasar. Del posible 3-0 al real 2-1 sin escalas. Piña.
     Y se sabe, a Gimnasia esas manos le duelen. Por eso, 4 minutos más tarde le empataron con un gol insólito. ¿Se acuerdan de aquel partido de leyenda con San Lorenzo en el '33, el de la "huelga de pies caídos" cuando el Expreso dejaba que le convirtieran en repudio al arbitraje? El empate 2-2 se asemejó a esa historia. Un simple corner. Todo el equipo en postura defensiva, nueve jugadores en el área propia y dos pases a ras del suelo con los triperos estaqueados para que Vera haga el gol más fácil de su carrera. Inaudito.
     Cambió el partido. Ida y vuelta. Sin dueño. Una falla defensiva de Independiente (que las tuvo en cantidad) y el 3-2 de Oreja. ¿Partido liquidado? Imposible. Otra pelota quieta, todos miraron, Fernández metió un gran cabezazo y a llorar a la Iglesia.
     Un partido para cerrar tranquilo terminó con Gimnasia recibiendo un gol de contra y dos goles de pelota parada.
     La actuación "fuoriclasse" de Maxi Meza irá a la papelera de reciclaje. El resultado le quita brillo a un partido bárbaro del correntino.
     Y Alfaro...Alfaro esta noche no duerme.